Entradas

Dos imágenes de trolebuses en La Habana

Imagen

Mapa de tranvias y trenes de La Habana del siglo XIX

Imagen
El primer ferrocarril habanero (y cubano) circuló en el año 1837. Cuba fue nación pionera en materia de trenes, siendo el sexto país del mundo en tenerlos y el primero de América Latina. Para mediados del siglo XIX ya existían varias líneas de ferrocarriles que salían de estaciones situadas en la ciudad de extramuros. 
Los tranvías de tracción animal coexistieron en La Habana con los ferrocarriles por casi un siglo. Sin embargo, fue el único medio de transporte masivo de pasajeros que transitó por los interiores de la capital. La empresa del Ferrocarril Urbano de La Habana, creada por el ciudadano español José Domingo Trigo (futuro concesionario del tranvía madrileño), obtuvo por Real Decreto de 5 de febrero de 1859 la concesión para explotar cuatro líneas tranviarias. La primera línea tendría su paradero en la Plazoleta de San Juan de Dios, en la manzana que forman las calles San Juan de Dios, Empedrado, Habana y Aguiar, y contaría con dos ramales, uno hacia el Cerro y otro hacia Je…

Un feliz 2016 con tranvías habaneros...

Imagen
Queridos lectores:

Les deseamos  mucha suerte a todos los amantes del tranvía en todas las latitudes en este año 2016. Nuestro blog cumple ya cinco años de existencia y no hubiera sido posible sin el concurso de ustedes.

Presentamos hoy dos postales que correponden a dos momentos históricos diferentes del tranvía eléctrico de La Habana.

¡Esperamos que sean de su agrado!

Con aprecio

Michael González Sánchez

El último tranvía...en un hombre de teatro.

Imagen
El proceso de desaparición de los tranvías eléctricos tuvo un impacto cultural muy profundo en la sociedad habanera de los años cincuenta. En esta ocasión proponemos a nuestros lectores que conozcan sobre la visión que de este hecho tuvo Federico Villoch, destacado intelectual y uno de más prolíferos dramaturgos de Cuba de todos los tiempos. El aporte principal de su crónica -publicada en la revista Carteles en su edición del 7 de mayo de 1950- está en su vinculación con el universo teatral, un recorrido muy personal de Villoch nutrido por recuerdos de su vida, donde no faltan teatros, actores y personalidades de la época.
Sin más preámbulos, la dejamos a la consideración de nuestros lectores.
¡Disfrútenla!


Los orígenes del tranvía de "sangre" habanero (1)

Imagen
La Habana de la segunda mitad del siglo XIX tenía varias líneas de ferrocarriles que permitían conectar las zonas productoras azucareras del Sur y el Este con el puerto. Ningún itinerario ferroviario brindaba servicio de transportación de pasajeros al interior de la ciudad y prácticamente era embrionaria la conexión con los poblados allende las murallas. Tampoco fue asumida esta tarea, entre otros factores debido a las limitaciones tecnológicas, por las irregulares líneas de quitrines, calesas y ómnibus, con un peso cuantitativo en la movilidad urbana limitado. Esta función le correspondió al tranvía de trancción animal o de "sangre", introducido para remodelar el sistema de transporte público existente y masificar el movimiento de pasajeros en la capital. 
La primera concesión que sentó las bases para el reinado del tranvía entre los medios de transportación de La Habana fue el Real Decreto del 5 de febrero de 1859, mediante el cua la Empresa del Ferrocarril Urbano de La Hab…