Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

El final de los tranvías eléctricos en las caricaturas de la época

Imagen
Zig Zag fue una publicación humorística que a través de textos e imágenes reseñaba con picardía e hilaridad acontecimientos de la vida pública del país. Fundado en el año 1938, agrupó en su seno a notables artistas y periodistas que mantuvieron la revista dentro de las preferidas del pueblo, llegando a alcanzar tiradas de cien mil ejemplares, una cifra impresionante para la época. Desapareció en 1960 cuando su dueño marchó a Estados Unidos llevando con él varios de los colaboradores más importantes como Prohías y Bernando Viera. Los tranvías no escaparon de la aguda mirada de los humoristas cubanos. Desde finales de los años cuarenta el tranvía era un tema "caliente" para los medios de información, quienes criticaban el deterioro de su parque móvil y de su infraestructura técnica, sobre todo las catenarias. Nicolás Guillén, inolvidable poeta y cronista social, menciona en un artículo de costumbres del año 1950 unos versos "sonrientes y crueles en los que el tranvía era …

"Ángeles de la calle", de Félix B. Caignet (y un tranvía)

Imagen
El genial escritor cubano Félix B. Caignet, inmortalizado por sus novelas radiales y programas televisivos, escribió a finales de los años cuarenta del siglo XX, la serie “Ángeles de la calle”, estrenada en CMQ Radio en 1948 con gran aceptación popular. Se trataba de las andanzas de un grupo de muchachos abandonados que, al no tener hogar, debían deambular por la ciudad para sobrevivir, formando pandillas y tratando de llevar diariamente algo a la boca, sin importar como fuese. Según Mayra Cue, investigadora cubana de la radio, para el mes de marzo de 1949 “Ángeles de la calle” ocupaba el tercer lugar entre los programas más oídos del momento, en el que influyó el hecho de que sus principales protagonistas eran niños.Caignet se propuso sensibilizar a la sociedad habanera sobre esta cara oculta de la ciudad, en aras de revertir la situación si el gobierno y la población influían en ello.  Este póster  fue uno de los utilizados para promocionar la famosa novela, hoy desconocid…

El 388, el último tranvía de La Habana

Imagen
El último tranvía eléctrico que circuló en La Habana lo hizo el 29 de abril de 1952, con su recorrido rutinario desde el paradero del Príncipe, en la Avenida de Carlos III, hasta el parque de San Juan de Dios, en la Habana Vieja. Al parecer, se trató del carro rotulado con el número 388, que aparece en la foto, con su conductor y motorista en pose fotográfica, inmortalizando -¿lo sabrían acaso?-, una imagen mítica para generaciones posteriores que anhelan ver uno de esos en este siglo XXI. Julio Amoedo, que era el nombre del motorista, regresó al Príncipe en la madrugada, concluyendo el turno de la noche. Al llegar por última vez al paradero el 388, de la ruta P2, se detuvo y detuvo a su vez el tiempo de los tranvías, una era gloriosa que cubrió casi una centuria en nuestro país. El destino final del parque tranviario fue diverso. La mayoría de los "trucks" fueron vendidos como chatarra a casi cien pesos por pieza; otros se trasladaron a la ciudad de Matanzas, donde los car…